EL TERMÓMETRO (parte 2)

16 06 2008

Intro: El termómetro es fundamentalmente un parámetro para conocer tu estado en función a lo que quieras medir, en esta ocasión, el tema sigue siendo controversial, no son OBRAS (como el anterior PARTE 1) pero es algo más desafiante (según mi criterio personal), así que déjate envolver por parámetros evaluados en función a la PALABRA, te animo a que sigas leyendo.

Termometro

 Me siento agradado con mi Dios, por la oportunidad que me da de compartir de nuevos temas renovadores (lo menciono porque yo soy renovado mientras escribo y confió en Dios que tu también lo estas siendo mientras lees), no es algo que nazca en mi corazón, es algo que nace en el corazón de Dios y que me utiliza como instrumento para hacerlo palpable o en este caso legible; así que Dios nos Bendiga en esta nueva aventura; solo recordemos algo importante:

 

Termómetro: Instrumento que sirve para medir la temperatura. El más usual se compone de un bulbo de vidrio que se continúa por un tubo capilar y que contiene mercurio o alcohol teñido; su dilatación por efecto de la temperatura se mide sobre una escala graduada. El de precisión que se usa para tomar la temperatura corporal a los enfermos. El que deja registrada la temperatura máxima y la temperatura mínima.

 

Recuerdas que el segmento anterior (PARTE 1) nos centramos en lo que eran las OBRAS (frió, caliente, tibio), JUICIO (lamento) y EFECTO (condenación y salvación), pues ahora vamos por el mismo camino, solo que el parámetro a medir es otro, pero mejor dejo tanta introducción y adentrémonos a fondo a nuestro estudio del día de hoy, así que comencemos:

 

Mateo 12:33-34

12:33 “Si el árbol es bueno, su fruto es bueno; si el árbol es malo, su fruto es malo, porque por el fruto se conoce el árbol.

12:34 ¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos?, porque de la abundancia del corazón habla la boca.

 

Mas claro no puede estar este versículo, terminada la predica (jejejeje son bromas). En el versículo 33 hace mención a que todos somos y seremos conocidos según nuestros resultados; meditemos un segundo en esto:

Árbol BUENO = fruto BUENO; Árbol MALO = fruto MALO.

La pregunta es la siguiente: como determinas si esta bien o mal el Árbol?; esta fácil la pregunta verdad: definitivamente es por el resultado de su FRUTO, sea bueno o malo. Se llega a esta conclusión, si y solo si tú conoces el resultado de ese árbol o alguien posiblemente te cuente que ese fruto no es bueno, PERO toquemos otro parámetro; se que es obvio pero es bueno mencionarlo entonces ahí les va:

Como la pregunta anterior estuvo muy fácil ahora pregunto: quien te puede decir verdaderamente si ese fruto esta bien?; como buenos curiosos, si no antes le haces las pruebas pertinentes para determinarlo, digo esto porque el Fruto a simple vista puede ser APARENTEMENTE Bueno, pero al momento de probarlo el resultado puede determinar que esta podrido; puede suceder, o no?.

Díganme si no les ha pasado eso: Manzanas, Mangos, Peras y típicamente con Naranjas o cualquier otra fruta o verdura. (Advertencia: lo siguiente va a ser desagradable) Te ha pasado que te comes una de las antes mencionadas y sorpresa vas llegando casi al final saboreándola y disfrutándola al máximo y rasss que sale un gusanito bailando de un lado a otro; les abro mi corazón, a mi me ha pasado en varias ocasiones, y a ti?

El punto es el siguiente, hasta que no conoces verdaderamente el resultado del árbol si no sabes cual es el objetivo de su fruto, tratare de ser lo más claro posible, porque lo siguiente será algo confuso y para eso necesitamos el versículo 34:

¡Generación de Víboras!; que gran desafió, que tal si yo viniera y te dijera víbora, fijo que no reaccionarias de la mejor manera. Extraordinariamente es un versículo poderoso y llego a concluir en lo siguiente: Aparentemente, el árbol puede ser bueno, pero su fruto no lo es (hasta que lo pruebas) o puede ser vi-partidario, Aparentemente, el árbol puede parecer malo, pero su fruto no (hasta que lo pruebas), porque creen que de los labios de Jesús salieron esas palabras: Víboras (Persona con malas intenciones o venenosas); hipotéticamente cual puede ser el resultado de sembrar un árbol de víboras?, confió en Dios que ya lo pensaron porque no lo voy a escribir. Ciertamente pensemos porque Jesús menciona con Exclamación estas Palabras (obvio, verdad?) y luego dice:

 

¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos?, solo le hizo falta colocar una frase que yo me atrevo a agregarla: Farsantes o “Tibios” y termina cerrando el versículo con algo sumamente poderoso con lo cual doy Gloria a Dios y me llena de Agradecimiento para con Dios todos los días de mi vida: “porque de la abundancia del corazón habla la boca.Y aquí es donde empieza el tema de hoy.

 

Yo (nan) por mi parte antes de conocer Jesús y reconocerlo como mi único y suficiente Salvador; mi lenguaje era florido; me fluían una serie de tapas (malas palabras) de las cuales no es bueno ni recordarse (pero sirve de ejemplo, por eso lo hago), en mi casa era el joven decente, bueno, amable, cortes, literalmente un ejemplo a seguir; pero sobre todo era bien hablado (cero malas palabras), pero ni bien ponía un pie fuera de mi casa comenzaba mi transformación, ni los lustradores, vendedores de papa y todas las personas mal habladas que puedan imaginarse me ganaban (era el master de los master) si no existía una mala palabra yo la inventaba, inclusive mis amigos en el colegio ya ni discutían conmigo porque sabían que yo les iba a decir hasta de lo que se iban a morir (con miles de vulgaridades) y trataban de evitarlo, porque sabían que yo los iba a humillar. Eso me lleva a algo en función al TERMOMETRO, cual era mi nivel de temperatura en función de lo que tenía en mi corazón?, hasta me da tristeza pensar como hacia daño los demás, a mi mismo y porque no decirlo a Jesús también.

Definamos dos parámetros antes de avanzar en el tema: CALOR = Corazón con amor; FRIO = Corazón con odio, rencor, celos, etc.

 

Yo estaba en un punto transitorio porque APARENTEMENTE estaba bien en mi casa y en la calle estaba mal, mi temperatura era: “TIBIA”, con lo cual me quedaba fuera, prácticamente estaba FRIO. Es triste recordarme de todo esto, pero es bueno a la vez recordar de donde me saco Dios; inclusive un tiempo atrás un 24 de diciembre del año 2,002 aproximadamente a las 7:45 pm decidí rendirle mi vida por primera vez a Cristo, tome la decisión junto con mi hermano Pablo; y así empezar el proceso que ha cambiado mi vida desde ese día hasta este instante que escribo estas palabras.

El punto es que NO de un día para otro todo quedo atrás; no, no era así! Yo seguía siendo nan tenia puesto el mismo pantalón, los mismos calcetines, el mismo peinado, el mismo sudadero, yo seguía siendo el que tenia Q30.00 ó Q5.00 en el bolsillo (no recuerdo bien); con un pañuelo bañado en lagrimas en otro bolsillo; sencillamente yo seguía siendo en mismo, mis amigos eran los mismos, mis juntas no habían cambiado, vivía en la misma casa, tenia los mismos padres, la misma familia, novia mmmm no tenia en ese entonces, creo?, todo era igual, nada había cambiado APARENTEMENTE; pero lo mas relevantes sobre todo era que: TENIA LAS MISMAS COSTUMBRES!!! Y una de ellas era la que les mencione anteriormente (boca de arriero); pero definitivamente, estaba expuesto al cambio, porque todo lo físico o aparente seguía igual, peor había un pequeño CALOR en mi corazón, el cual iba ganado terreno y volvía mi temperatura cada vez en intensa y en asenso, instruido en función a congregarme, leer, escuchar y sobre todo cambiar costumbres; Dios estaba haciendo la OBRA, un proceso que nunca nadie de mis “amigos” del colegio iba a dar por concluido; que yo dejara la costumbre de hablar malas cosas, se volvía algo prácticamente realidad y por ello mi vida cambio no de la noche a la mañana sino en mucho tiempo; con paciencia, esmero y fortaleza en el Señor , la verdad no se cuanto fue pero sucedió, y por ello me identifique grandemente con los versículos anteriores y con el siguiente:

Mateo 12:35-37

12:35 El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas, y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas.

12:36 Pero yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio,

12:37 pues por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado”.

 

Un día que leía esto llegue a pensar a viva voz: Tengo a CRISTO en mi CORAZON y mis ACCIONES no dan FE de esto, será que verdaderamente tengo a CRISTO en mi CORAZON???, pensé: será que verdaderamente soy libre?, hubo una revolución en mi cabeza y mi corazón, con lo cual mis actos me descalificaban; pero: sabia que el buen tesoro que hay dentro de mi corazón (Cristo) reinaría; tarde o temprano, SI yo le daba la oportunidad y peleé contra mi mismo y deje que Cristo reinara y así sucedió Gracias a Cristo y su Fortaleza en mi, Ganamos la batalla en la cual reinaría El y no mis costumbres. Después de ser (yo nan) un instrumento del mal (FRIO) lo cual me descartaba llegue a ser alguien que pelea día con día por mantener ese fuego (CALIENTE) dentro de mi corazón, porque el echo de que halla ganado una batalla no me indica que tenga ganada la guerra (si es con Cristo ya la doy por hecha).

No dudo que daré cuentas de todas las habladurías que hablo y hable, pero de algo estoy completamente seguro, tengo un Juez que hace que su fuego consuma hasta lo mas impuro que halla dicho que me justifica delante de El y del Padre.

 

Nota: Con lo anterior no dudo que abrí completamente mi corazón, no para que piensen que soy santo (jamás! y jamás ha sido mi intención, ni mi objetivo; aludirme a mi mismo sino Glorificar a Dios por lo que ha hecho y lo que esta haciendo en mi vida; como lo puede hacer en la tuya), lo hice con la finalidad de ser practico al momento de ejemplificar el tema.

 

Con todo lo anterior manejamos varios puntos a calificar, evalúate y examínate tú:

1-. Cual es el objetivo de tus Palabras?

2-. Cual es el fruto que estas ocasionan?

3-. Que es lo que abunda en tu corazón?

4-. Cual es tu temperatura?

5-. Cual es tu temperatura si Jesús te la tomara ahora?

 

La verdad, no hay mucho de donde escoger; si buscabas algo para animarte y seguir adelante, creo que encontraste una pequeña respuesta a ellos déjame motivarte a que leas estos versículos así será más relevante tu meditación:

 

Mateo 15:11 No lo que entra por la boca contamina al hombre; pero lo que sale de la boca, esto contamina al hombre.

Mateo 15:19 porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias.

 

Grandiosamente, Dios da miles de oportunidades; así que aumenta tu temperatura en El y gana terreno en el Reino de los Cielos, pero mejor aun gana adeptos para ese Reino!!!

 

Es fundamental que todos los días estemos en constante observación propia que nos pongamos a cuentas con el Señor que consideremos nuestra manera de manifestarnos y hablar y que nos hagamos un auto análisis, seria bueno???

 

TOMA tu TERMOMETRO y CONSIDERA como esta TU TEMPERATURA!!!

DIOS TE BENDIGA!!!

 

Conclusión: Dios y su infinita paciencia nos revela, parámetros no específicos para ganarnos un lugar en el cielo, pero si para lograr algo mejor en nuestro diario vivir; para conveniencia propia y para dar testimonio de que El VIVE en NOSOTROS, porque el debe ser el tesoro que reine en nuestro corazón, ese es su lugar y no el de alguien mas!!!.

 

 

NOTA: Si tienes alguna duda o quisieras ayuda en oración no dudes en escribirme un correo (nan_mr@hotmail.com), se que Dios me dará la Oportunidad de poder Bendecir tu Vida!!!

 

 

.:Dios no puede cambiar tu Pasado (aunque tiene el Poder d hacerlo), pero si puede mejorar tu FUTURO:. –En CRISTO Nueva Criatura- (2Corintios 5:17)

atte. nan_mr


Acciones

Information

One response

16 06 2008
Ivett

Ciertamente si se supone que lo que hay en nuestro corazon es bueno, nuestras palabras y nuestra forma de hablar lo van a reflejar. No sólo qué decimos, y cómo lo decimos; sino tambien el que estemos viviendo eso “bueno” que hablamos. Nuestras palabras, de la mano con nuestros hechos tendrán un efecto positivo en los que conocen y en los que no conocen a Cristo; por el contrario quien querra conocer a un Dios cuyos seguidores solo saben decir cosas malas?

De verdad que los versiculos hablan por si solos y me confrontan pues si se supone que lo bueno esta dentro de mi y se supone que hablo cosas buenas, porque los efectos de mis palabras no siempre son buenos??? Definitivamente tengo que evaluarme y medirme con ese termómetro y ver que anda mal.

Gracias por abrir tu corazón, pues eso ayuda a no frustrarse en el proceso que muchas veces es largo, y por lo general uno espera corregir lo malo en poco tiempo, y modificar rapidamente habitos malos que han vivido en uno por años, y es frustrante cuando pasa el tiempo y no se ve mayor avance; pero testimonios como el tuyo ayudan a entender que la lucha es de todos los dias y que tarde o temprano la oscuridad tiene que ceder ante la luz.

Por lo pronto dejo unos versículos que me han servido mucho para recordar que a mis palabras aun cuando sean buenas les debo medir la temperatura, porque la forma de decirlas tambien debe ser atendida:

“Pídanle a Dios que yo pueda explicar ese mensaje con la claridad debida. Usen su inteligencia para saber cómo deben tratar a los que no confían en Cristo. Aprovechen bien cada oportunidad que tengan de conversar con ellos. Hablen siempre de cosas buenas y díganlas en manera agradable, y piensen bien cómo hay que contestar a cada uno” Colosenses 4:4-6 BLS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: